LAS CITAS PRESENCIALES REQUIEREN PAGO EN EFECTIVO

Tipos de microbiota: Descubre cómo influye en tu salud

En el artículo de hoy quiero hablarte de una de mis pasiones como profesional: la microbiota intestinal. ¡Es fascinante! A muchos de mis pacientes les digo que el intestino y la microbiota intestinal gobiernan gran parte de nuestro organismo y, aunque al principio les cuesta creerlo, acaban confirmándolo.

En primer lugar, definimos la microbiota como el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro cuerpo. Existen diferentes tipos de microbiota, como la intestinal, cutánea, vaginal, oral, ocular, biliar y de la glándula mamaria. Cada tipo desempeña funciones específicas pero todas ellas tienen una relación directa con nuestra salud.

Voy a confesarte algo. Cuando empecé esta aventura, nunca pensé que lograríamos formar una comunidad tan amable y generosa, en la que todos nos sentimos libres de compartir cómo nos encontramos.

Si has visitado mis redes sociales y leído los últimos artículos, habrás visto que, aunque soy especialista en SIBO, creo firmemente que todo el organismo está conectado. Es importante tener una visión global de cada paciente, para poder enfocar el problema real de manera más específica.

La microbiota intestinal, por ejemplo, está vinculada a nuestro sistema inmunológico y digestivo. Para mí, también es muy interesante estudiar la microbiota oral, ya que es el inicio del aparato digestivo.

A pesar de que existen diferentes tipos de microbiota (cutánea, estomacal, ocular…), en este artículo me centraré en informarte en la microbiota intestinal, y también hablaremos de la microbiota oral.

Microbiota intestinal: La comunidad bacteriana en nuestro intestino

Microbiota intestinal animada

Funciones y composición de la microbiota intestinal

La microbiota intestinal (mi favorita) es una comunidad compleja de microorganismos que habita en nuestro intestino. Está compuesta principalmente por bacterias, pero también incluye otros microorganismos como virus y hongos. Cuando pregunto a los pacientes o a gente de mi alrededor qué funciones creen que desempeña, la mayoría responden exclusivamente digestivas, pero no es así.

Estos microorganismos realizan diversas funciones en el intestino, como la fermentación de ciertos alimentos no digeribles, la síntesis de vitaminas y ácidos grasos de cadena corta, y la protección contra el crecimiento de microorganismos dañinos.

Además, la composición de la microbiota intestinal es única en cada persona y puede verse influenciada por diferentes factores como la genética, la alimentación, el uso de antibióticos, el estrés y el estilo de vida. Ahora entiendes por qué es tan importante la personalización en cada tratamiento, ¿verdad?

Relación entre la microbiota intestinal y la salud

La microbiota intestinal desempeña un papel crucial en nuestra salud en general. Se ha demostrado su implicación en la regulación del sistema inmunitario, la absorción de nutrientes, la protección contra patógenos y el mantenimiento de la integridad de la barrera intestinal.

Un desequilibrio en la microbiota intestinal, conocido como disbiosis, se ha asociado con diversas enfermedades, como enfermedades inflamatorias intestinales, obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades autoinmunes, trastornos del estado de ánimo y Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO).

Como profesional, recomiendo firmemente realizar un estudio para analizar tu microbiota intestinal. De esta forma, conocerás en profundidad su estado y qué bacterias, hongos y parásitos habitan en ella.

Factores que afectan la microbiota intestinal

  • Alimentación: Una dieta rica en fibras y alimentos fermentados promueve una microbiota intestinal diversa y saludable.
  • Uso de antibióticos: Los antibióticos pueden alterar la composición de la microbiota intestinal, causando desequilibrios temporales o duraderos. Hay que saber cuáles tomar, en qué dosis y por cuánto tiempo.
  • Estrés: El estrés crónico puede influir en la composición de la microbiota intestinal, afectando negativamente a nuestra salud.
  • Estilo de vida: Factores como el sedentarismo y el tabaquismo pueden tener un impacto en la microbiota intestinal.

Microbiota oral: El ecosistema microbiano en nuestra boca

microbiota oral

La boca alberga una diversa comunidad microbiana que desempeña un papel crucial en nuestra salud oral. Estos microorganismos incluyen bacterias, arqueas, virus y hongos, que coexisten en un delicado equilibrio. La microbiota oral contribuye a la salud bucal y tiene un papel importante en diferentes funciones como la masticación, digestión de alimentos y protección contra patógenos. Un desequilibrio en esta comunidad puede llevar a problemas como caries, enfermedades de las encías e incluso enfermedades sistémicas. La boca es el inicio del sistema digestivo, por lo que la relación con la microbiota intestinal es más que evidente.

Las personas con una mala salud bucal son más propensas a padecer enfermedades intestinales y, las que sufren enfermedades intestinales, a tener problemas bucales.

Beneficios y cuidado de la microbiota

La microbiota desempeña un papel crucial en nuestra salud, y es importante cuidarla para mantener un equilibrio óptimo. A continuación, vamos a ver cómo los probióticos, la alimentación adecuada y la prevención de enfermedades relacionadas pueden ayudarnos a cuidar nuestra microbiota.

Probióticos: Aliados para el equilibrio de la microbiota

Soy un gran defensor del uso de probióticos como parte del tratamiento, siempre y cuando exista un seguimiento para estudiar la dosis y el tipo más adecuado en cada caso.

Como te expliqué en un artículo anterior, los probióticos son microorganismos vivos que, si se consumen en cantidades adecuadas, puedes obtener beneficios para tu salud.

Alimentación y microbiota: Los alimentos que favorecen una microbiota saludable

Adquirir hábitos saludables no tiene más que beneficios para tu salud. Toma nota de los siguientes consejos alimenticios que favorecen directamente a tu microbiota intestinal:

  • Consumo de fibra: Las frutas, verduras, legumbres, granos enteros y frutos secos son excelentes fuentes de fibra.
  • Prebióticos: Los prebióticos son componentes de los alimentos que no son digeridos, pero que estimulan el crecimiento y la actividad de los microorganismos beneficiosos en el intestino. Algunos alimentos ricos en prebióticos son las alcachofas, las cebollas, los espárragos y los plátanos verdes.
  • Evitar el exceso de azúcar y alimentos procesados: El consumo excesivo de azúcares y alimentos procesados puede alterar la composición de la microbiota, favoreciendo el crecimiento de microorganismos perjudiciales y causándoos una posible disbiosis.

Prevención y tratamiento de enfermedades relacionadas con la microbiota

Persona microbiota intestinal

El equilibrio de los diferentes tipos de microbiota en nuestro cuerpo es fundamental para nuestra salud y bienestar. Cada microbiota tiene funciones específicas que desempeña en nuestro organismo y su correcto equilibrio garantiza un funcionamiento óptimo.

Una microbiota desequilibrada puede estar asociada con diversas enfermedades, como trastornos digestivos, enfermedades metabólicas, enfermedades autoinmunes y trastornos del estado de ánimo, por lo que siempre aconsejo a mis pacientes detectar el origen de esta situación para poder ponerle un remedio eficaz.

BLOG

Artículos relacionados

CONTACTAR CON EL DR. FONTANALS

Agenda ya tu cita con el Dr. Jaume Fontanals

Estaré encantado de poder ayudarte a resolver tus dudas y revisar exhaustivamente cualquier síntoma y/o patología que estés sufriendo.