LAS CITAS PRESENCIALES REQUIEREN PAGO EN EFECTIVO

Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado

Si has leído los artículos anteriores y has visto alguno de mis vídeos, sabrás que no existe un único tratamiento para combatir el SIBO. Me gusta decir que 1+1 no son siempre 2 en Medicina. Y precisamente eso es lo que me ha llevado a emprender y a comenzar esta aventura. En el artículo de hoy te explico las nociones básicas del tratamiento de SIBO, aunque el factor más importante y que marcará la diferencia será siempre escuchar las circunstancias de cada paciente.

Tratamiento para erradicar el Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado.

Una vez realizada la prueba que confirme un SIBO positivo, un profesional tiene que analizar de qué tipo de SIBO se trata (por Metano, por Hidrógeno o por Sulfuro), ya que dependiendo de ello, el tratamiento tendrá matices importantes. Y como ya sabes, es fundamental estudiar la historia médica y síntomas de cada paciente. 

Siempre destaco que es fundamental acudir a un profesional porque hay factores, muy lejos de los antibióticos o las dietas, que guiarán gran parte de la ruta para conseguir un resultado exitoso:

  • Situación emocional (estrés, ansiedad)
  • Historia clínica
  • Lugar de residencia
  • Alergias 
  • Momentos álgidos en los que se acentúan los síntomas
  • Seguimiento riguroso para determinar si es necesario realizar alguna modificación en el tratamiento

Tratamiento natural para el sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado. La medicina alternativa cada vez está más reconocida, basándose en resultados de éxito. 

Como profesional de la Medicina Integrativa, una de mis prioridades es optar como primera opción por la vía natural y menos invasiva para el organismo. Insisto, como profesional de la Medicina también hago un estudio exhaustivo de cada paciente, y en función de lo más beneficioso, también puede ser el tratamiento químico la primera opción. 

La sociedad de hoy en día tiene un pensamiento completamente diferente a la de nuestros abuelos. En la España de hace unas décadas no era común inspeccionar y profundizar en alternativas a los antibióticos químicos. 

Sin embargo, actualmente la población comienza a interesarse por cuidar de su organismo de una manera diferente y más natural. 

El tratamiento natural para tratar el SIBO se compone de diferentes componentes:

  • Atrantil
  • Perlas de orégano
  • Apoyo nutricional

Como valor añadido, creo firmemente en los beneficios de la Hidroterapia de colon con ozono como complemento para erradicar el SIBO.

La Hidroterapia de colon es una limpieza de las paredes del intestino que elimina los restos y toxinas que se acumulan con el paso de los años en los pliegues de las paredes intestinales. Esta purificación permite deshacernos del exceso de bacterias, parásitos incluso hongos que han colonizado el intestino, y que provocan un malestar al paciente.

El Atrantil es un suplemento desarrollado por el gastroenterólogo estadounidense Dr. Kenneth Brown. Compuesto por menta y té quebracho y de indias, tiene un efecto antiarcheas metanogénicas y su principal función es encontrar el equilibrio adecuado entre las bacterias favorables y desfavorables para el organismo. Y como ya sabemos, el SIBO es un sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado, por lo que facilita desprenderse de las bacterias patógenas. 

La dosis debe ser supervisada por un profesional para evitar una reacción Jarisch-Herxheimer, diarrea o dolores musculares. 

Por otro lado, las perlas de orégano son un pilar imprescindible en este tratamiento debido a sus acciones antibacterianas, antivirales y antifúngicas. Tradicionalmente, el aceite de orégano también se ha empleado para prevenir o combatir resfriados. 

El aceite de orégano está compuesto por carvacol, un compuesto propio de plantas aromáticas que, además de emplearse en cocina, tiene fines terapéuticos, entre los que podemos destacar los siguientes:

-Combatir contra infecciones bacterianas

-Anti parásito

-Alivia la inflamación

-Efectivo contra el biofilm de cándida.

En cuanto al apoyo nutricional, hay dos fases enmarcadas en el tratamiento natural de SIBO:

Diferenciadas por sus objetivos y misión dentro de este tratamiento. 

En la primera fase, el objetivo principal es reducir la inflamación intestinal, por lo que serán 3 semanas muy restrictivas, en las que la ingesta de carbohidratos, azúcares, fruta, legumbres es restringida. 

La incorporación de estos cambios alimentarios pueden aliviar la distensión abdominal, el dolor e incluso los gases. Esto es debido a que, al disminuir la ingesta de los conocidos como FODMAPS (carbohidratos de cadena corta — azúcares, almidones y fibra), no alimentamos a las bacterias patógenos del intestino y así no permitimos su sobrecrecrimiento. 

En la segunda fase se comienzan a incorporar alimentos cada 24h de manera aislada, para detectar cómo el organismo los tolera o no. 

Con esta segunda fase logramos conocer nuestro organismo. Identificar qué alimentos toleramos y cuáles no es fundamental para saber qué dieta es la más indicada para cada uno de nosotros. 

El tratamiento natural tiene una duración aproximada de 6 semanas, dependiendo la evolución del paciente. El profesional encargado de supervisar el tratamiento deberá ser quién tome la decisión de pasar a la segunda fase o si es necesario incorporar algún alimento antes de lo previsto. 

Infórmate sobre el crecimiento bacteriano del intestino delgado

Tratamiento natural VS Rifaximina

La rifaximina es un antibiótico no absorbible que actúa contra bacterias aeróbicas y anaeróbicas Gram positivas y Gram negativas. 

La rifaximina es una opción muy popular para tratar el Síndrome de Intestinto Irritable, así como el sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO). 

Además, los datos muestran que la rifaximina preserva la flora del colon y al mismo tiempo es capaz de aumentar la abundancia relativa de lactobacilos y bifidobacterias en el intestino.

El artículo “Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado: revisión integral de los métodos de diagnóstico, prevención y tratamiento”, editado por Alexander Muacevic y John R Adler, hace referencia a un estudio reciente que data la eficacia de los suplementos naturales comparados con la rifaximina.

La muestra del estudio estaba formada por pacientes con SIBO positivo, que eligieron entre rifaximina 200mg (dos comprimidos – tres veces al día) o suplementación natural (dos comprimidos-dos veces al día). ¿Duración del tratamiento? Un mes, momento en el que se repitieron la prueba de aliento.

La balanza tras analizar los datos se inclinó hacia el tratamiento natural. El 46% de los pacientes que optaron por el tratamiento alternativo finalizaron la prueba con un resultado negativo en SIBO, mientras que, en el equipo liderado por la rifaximina, un 34% consiguió cruzar la línea de meta. 

BLOG

Artículos relacionados

CONTACTAR CON EL DR. FONTANALS

Agenda ya tu cita con el Dr. Jaume Fontanals

Estaré encantado de poder ayudarte a resolver tus dudas y revisar exhaustivamente cualquier síntoma y/o patología que estés sufriendo.