LAS CITAS PRESENCIALES REQUIEREN PAGO EN EFECTIVO

Síntomas hipoclorhidria: ¿Cómo identificarlos y qué hacer?

¿Habías oído hablar alguna vez de la hipoclorhidria? Cuando la menciono en mis consultas, algunos pacientes tuercen el gesto y me miran como diciendo, “en qué idioma me habla este hombre”.

No te preocupes, como dice el dicho “¡no te acostarás, sin saber una cosa más!”

La hipoclorhidria es una condición en la que se produce una disminución del ácido clorhídrico en el estómago, generando síntomas molestias como malestar abdominal, eructos, náuseas y cansancio excesivo.

Para que visualices lo importante que es el ácido en nuestro estómago, su escasez afecta directamente a la digestión de los alimentos, e incluso puede llegar a ser el responsable de un aumento de la osteoporosis.

Algunas causas de la hipoclorhidria son la edad, el uso de ciertos medicamentos, cirugías estomacales…

A pesar de que se pueden llevar a cabo pruebas más complejas para medir el pH del estómago y detectar la presencia de bacterias, como primer paso, y para descartar o confirmar la hipoclorhidria, yo hago la siguiente prueba con mis pacientes:

  1. Echamos una cucharadita de bicarbonato en medio vaso de agua
  2. Bebemos el vaso de agua
  3. Si pasados 2-3 minutos el paciente no ha eructado, lo más probable es que tenga hipoclorhidria.

¡Pruébalo en casa! (Pero siempre bajo la supervisión de un profesional)

El tratamiento depende de diferentes factores e incluye el uso de medicamentos, suplementos y cambios en el estilo de vida y deberá ser muy preciso en función de cada historia clínica. PER SO NA LI ZA CIÓN.

Función del ácido clorhídrico en el estómago

Estomago hipoclorhidria

El ácido clorhídrico es el actor principal en la digestión de los alimentos. Ayuda a descomponer las proteínas en aminoácidos para facilitar su absorción por el cuerpo.

Además, el ácido clorhídrico ayuda a matar las bacterias y otros microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud.

Causas de la hipoclorhidria

Existen varias causas que pueden contribuir a la hipoclorhidria:

  • Gastritis crónica: si tenemos inflamado el revestimiento del estómago, la producción normal de ácido clorhídrico puede verse afectada.
  • Estrés excesivo: el estrés crónico puede afectar negativamente la producción de ácido en el estómago.
  • Deficiencia nutricional de zinc: el zinc es necesario para la producción de ácido clorhídrico (marisco, almendras, cacahuetes, ostras, carne roja).
  • Uso de ciertos medicamentos, como los inhibidores de la bomba de protones.
  • Las cirugías estomacales pueden alterar la producción de ácido clorhídrico.

Relación entre hipoclorhidria y otras enfermedades

La hipoclorhidria puede tener relación con otras enfermedades del sistema digestivo. Por ejemplo, se ha observado que está asociada con un mayor riesgo de infección por la bacteria H. pylori, que puede causar úlceras estomacales y otras complicaciones, o con la enfermedad celíaca.

Síntomas de la hipoclorhidria

La hipoclorhidria se caracteriza por una disminución en la producción de ácido clorhídrico en el estómago, lo que puede dar lugar a diversos síntomas molestos. ¿Cuáles son los principales? Toma nota y, si te sientes identificado, te recomiendo que leas el artículo hasta el final:

Malestar abdominal

Sintomas de la hipoclorhidria

Las personas afectadas pueden experimentar sensaciones de pesadez, incomodidad o dolor en la zona del estómago.

Eructos e hinchazón

Pueden presentarse de forma recurrente y estar acompañados de sensación de plenitud en el abdomen.

Náuseas y diarrea

Estos síntomas pueden variar en intensidad y frecuencia.

Cansancio excesivo y aumento de la producción de gases

Además, muchas personas experimentan un aumento en la producción de gases, lo que puede resultar incómodo y generar sensación de distensión abdominal.

Diagnóstico de la hipoclorhidria

El diagnóstico de la hipoclorhidria se realiza mediante una evaluación exhaustiva de los síntomas presentados por la persona, así como la aplicación de pruebas específicas para confirmar la condición. A continuación, se describen las principales etapas del proceso:

Evaluación de los síntomas

Como he mencionado en otras ocasiones, escuchar al paciente e identificar el origen de la patología es la clave para el éxito. El primer paso en el diagnóstico de la hipoclorhidria es evaluar los síntomas que presenta el paciente (malestar abdominal, eructos, hinchazón, náuseas, diarrea, cansancio excesivo, aumento de la producción de gases…).

Es importante que el paciente describa detalladamente sus síntomas, cuándo se presentan y en qué intensidad.

Medición del pH del estómago

Una vez hemos profundizado en los síntomas, pasamos a la acción: realizaremos una medición del pH del estómago para determinar el nivel de acidez.

Para ello, se puede utilizar una sonda delgada y flexible que se introduce a través de la boca hasta llegar al estómago. Esta sonda permite medir directamente el pH del estómago y establecer si hay una disminución de ácido clorhídrico. Se considera que un pH superior a 3.0 en el estómago indica hipoclorhidria.

Importante a tener en cuenta: debido a que la prueba es invasiva y que la tiene que solicitar el médico especialista en digestivo, la mayoría de veces no es una opción viable.

Exámenes de sangre y pruebas específicas

Medico explicando la hipoclorhidria

Algunos exámenes de sangre pueden ser útiles para el diagnóstico de la hipoclorhidria, como por ejemplo medir los niveles de hierro y zinc en el organismo, (indicarán posibles deficiencias nutricionales relacionadas con la disminución de la producción de ácido clorhídrico).

Además, se pueden realizar pruebas específicas para detectar la presencia de la bacteria H. pylori, que también puede estar asociada a la hipoclorhidria. Si quieres saber más sobre la Helicobacter Pylori, puedes leer el artículo «Síntomas del Helicobacter pylori: cómo identificar la presencia de esta bacteria en el estómago«.

Tratamiento de la hipoclorhidria

Pero ¿cómo podemos equilibrar los niveles de ácido clorhídrico en el estómago?

Lo que habitualmente recomiendo a mis pacientes es tomar suplementos que contengan ácido clorhídrico y enzimas digestivas.

Estos suplementos deben ser tomados bajo supervisión médica y siguiendo las dosis recomendadas. Además, ya sabes que llevar una dieta equilibrada y evitar alimentos que puedan empeorar los síntomas, así como reducir el estrés y mantener un peso saludable, siempre serán beneficiosos para tu salud.

  • Al realizar cambios en la alimentación, se aconseja evitar alimentos irritantes o que puedan empeorar los síntomas, como comidas picantes, grasas trans, hidrogenadas, saturadas, cafeína y alcohol.
  • Es importante tener en cuenta que la hipoclorhidria puede tener repercusiones en la absorción de nutrientes, por lo que se recomienda monitorizar los niveles de vitaminas y minerales y considerar suplementos si es necesario.
  • Se debe evitar el consumo excesivo de antiácidos o medicamentos para el reflujo, a menos que sean indicados por un profesional de la salud

Si necesitas atención medica personalizada o crees que puedes tener puedes tener la hipoclorhidria, no dudes en ponerte en contacto conmigo, toma una cita y te ayudarte encantado 😊

BLOG

Artículos relacionados

CONTACTAR CON EL DR. FONTANALS

Agenda ya tu cita con el Dr. Jaume Fontanals

Estaré encantado de poder ayudarte a resolver tus dudas y revisar exhaustivamente cualquier síntoma y/o patología que estés sufriendo.